Pulgón negro de las habas
Insectos

El pulgón, cómo prevenirlo y eliminarlo

Los pulgones, también llamados áfidos, por el nombre científico de la familia a la que pertenecen son insectos de pequeño tamaño que viven en colonias sobre plantas y están provistos de un aparato para picar y succionar la savia de las plantas

Existen numerosas espacias casi existe uno por planta a la que atacan, los más comunes son los de las habas, guisantes, garbanzos, rosales, manzanos, perales, lechugas…etc.

Ciclo de vida del pulgón

Se les clasifica dentro del orden de los Homópteros, (que significa alas semejantes) y los individuos alados presentan cuatro alas delicadas, transparentes, aunque muchos pulgones no tienen alas.

Se les reconoce por su cuerpo rechoncho, patas y antenas largas y finas, y dos apéndices en forma de verrugas o de tubos, según la especie, al final de su cuerpo.

Pulgón negro  sobre planta de habas

Los pulgones hibernan en forma de huevo. En cuanto empieza el buen tiempo, salen de sus huevos hembras sin alas, llamadas fundadoras, que paren directamente jóvenes larvas. Como cada una puede parir entre 30 y 80 larvas, que serán todas hembras y se reproducen nuevamente a los 8-10 días.

Por eso el crecimiento de las colonias es exponencial e invaden tan rápidamente los cultivos que no tengan una regulación natural.

Cuando la colonia llega a ser demasiado numerosa en una planta, o ha llegado el momento de migrar hacia una nueva especie alimenticia, aparecen las hembras aliadas. Los pulgones se diseminan de esta manera y cada hembra alada da lugar a nuevas larvas sin alas, hembras.

Hembra alada de pulgón
Hembra aliada en parte superior derecha

En el otoño, cuando el alimento comienza a escasear y la temperatura empieza a descender, una nueva generación de hembras aladas dará lugar al nacimiento de una generación de machos y hembras aladas, que se reproducen normalmente.

Durante todo el ciclo anual, que puede suponer numerosas generaciones, es la única vez que interviene una reproducción cruzada. Las hembras pondrán unos huevos destinados a pasar el invierno.

Fauna auxiliar contra el pulgón

Las mariquitas, las crisopas y las larvas de sírfidos son los más conocidos. Pero hay muchos más. Los virus, las bacterias y los hongos pueden causarles epidemias que se ven favorecidas por la densidad de las colonias. Los hongos del género Entomophthora penetran a través de la piel de los pulgones e invaden el interior de su cuerpo.

Entre los predadores están algunos pájaros como el herrerillo y también ácaros y arañas pueden jugar un papel importante.

Los principales enemigos son insectos. La tijereta de los huertos, así como los chinches antocóridos y míridos, pueden consumir grandes cantidades de pulgones cuando abundan.

También existen especies de avispas que parasitan a los pulgones principalmente la familia de los afídidos y de los afelínidos

Las hormigas y los pulgones

La relación entre pulgones y hormigas es bien conocida por cualquier aficionado al huerto o jardín, las hormigas no solo no se contentan con recolectar el líquido azucarado que segregan los pulgones conocidos como mielato, si no que excitan a los pulgones, presionándoles el abdomen con sus patas o con sus antenas, para que expulsen el preciado líquido, de forma similar a un ordeño.

Hormigas ordeñando a pulgones
Hormigas ordeñando a los pulgones

De hecho, los cuidan a los pulgones como si fuese su rebaño, protegiéndolos de sus depredadores naturales y cuidan de su alimentación, cambiándoles de planta si el hambre amenaza.

Las hormigas ayudan también a los pulgones desprovistos de alas a expandirse por los huertos o jardines. Algunas especies construyen abrigos de tierra, otras excavan cavidades subterráneas alrededor de las raíces de las que se alimentan, otras incluso los transportan a su hormiguero.

¿Cómo controlar y eliminar los pulgones?

Cuando tenemos un problema con los pulgones, lo primero que se nos ocurre es recurrir a tratamientos insecticidas tradicionales, pero debemos evitarlo.

Pero antes de llegar a eso, tenemos que pensar que está pasando en nuestro huerto para que un año tras otro los pulgones y otros insectos se conviertan en una plaga para nuestros cultivos.

Tenemos que observar a la naturaleza e intentar favorecer la proliferación de depredadores naturales de las plagas que pueden asolar nuestros cultivos.

A continuación, detallamos de una forma muy resumida unos puntos que consideramos se debe tener en cuenta para potenciar y ayudar a la fauna auxiliar en cualquier huerto y jardín ecológico.

  • Utilizar abonos orgánicos de liberación lenta (compost, mantillo, vermicompost), algunos estudios han demostrado que el uso de abonos químicos de rápida absorción hace la sabia más apetecible para los pulgones.
  • Controlar la población de hormigas, por ejemplo, utilizando trampas que se colocan alrededor de los troncos de los árboles con productos que atrapen a las hormigas y no les permitan llegar a su rebaño. O utilizar tierra de diatomeas rodeando a los cultivos para evitar que llegan a ellos.
  • Favorecer la fauna auxiliar cultivando gran variedad de plantas, setos naturales en el huerto (la photinia es una buena aliada), gran variedad de flores (praderas floridas), instalar nidos o hoteles de insectos.
  • Cultivos variados y mezclados por ejemplo la asociación de coles de bruselas con habas es favorable para ambas y las mantiene protegidas de las plagas, los sirfidos son atraídos por la mostaza y el trigo.
  • No eliminar las plantas silvestres, las plantas que crecen de forma natural en tu huerto y jardín funcionan como reservorio de fauna auxiliar. Un monocultivo de césped no ayuda, muchos de los depredadores de pulgones viven en estas plantas silvestres, la ortiga es una de ellas. Otras importantes son la digital, armuelle, cenizo, lotus, zarza…etc
  • Construir nidos y hoteles de insectos se pueden aumentar o facilitar la proliferación de fauna auxiliar construyendo nidos o hoteles de insectos, también favorecen mucho la fauna auxiliar los muros de junta seca o piedra seca ya que muchas mariquitas, tijeretas, avispas pasan el invierno entre las juntas de las piedras.
  • No retirar las hojas secas que nos caen de los setos ya que se convierten en zona de hibernación de muchos insectos beneficiosos.
  • Utilizar sustancias repelentes y no nocivas, por ejemplo, la infusión de ajo es muy efectiva para este propósito.

Las poblaciones de pulgones obedecen a ciclos y parece inevitable que poblaciones de pulgones sean muy abundantes algunos años. A menudo sin hacer nada, descenderán a un nivel muy bajo at año siguiente.

El arte de la jardinería, como el de la horticultura, puede entenderse de diversas formas. Obtener una alta producción en detrimento de la calidad de la vida es una de ellas. Obtener una producción sana favoreciendo el funcionamiento de la vida silvestre y apoyando más procesos naturales parece una solución que permite conciliar el placer, el beneficio y el respeto por la Naturaleza. Nosotros os recomendamos encarecidamente la segunda opción.

Como eliminar el pulgón

Si la fauna auxiliar falla y tenemos que eliminar una plaga de pulgón podemos recurrir a técnicas poco agresivas y muy selectivas con productos naturales y respetuosos con el medioambiente.

Trampas Cromáticas: Se pueden hacer o comprar trampas cromáticas que sirven para capturar a los pulgones alados con facilidad cortando así el ciclo de vida y reduciendo drásticamente los efectos de la plaga. En el caso del pulgón debemos utilizar las trampas de color amarillo.

Jabón Potásico:  Uno de los remedios más usados en la huerta ecológica, por su excelente efectividad, de los más rápidos de preparar para usarlos en la huerta para combatir plagas de cuerpo blando entre ellas, el pulgón, la mosca blanca o araña roja. Combinado con el aceite de Neem su efecto se multiplica.

Apichi :Uno de los insecticidas más potentes que podemos preparar en nuestra casa de forma casera y con productos naturales. El apichi es un insecticida que se prepara con chiles habaneros o guindilla, ajo, pimienta y alcohol 96º nos ayuda a combatir casi todo tipo de plagas de cuerpo blando entre ellas, el pulgón, la mosca blanca o araña roja.

Extracto de Hiedra:  Un extracto muy sencillo de preparar, pero a la vez muy eficaz, también nos sirve para combatir otras plagas de cuerpo blando como la mosca blanca, la araña roja, o los trips. Para saber cómo preparar extractos, purines y decocciones puedes leer este post.

Purín de Ortiga: El purín de ortigas es uno de los preparados que no debe faltar en cualquier huerto o jardín ecológico y es que además de ayudarnos a combatir los pulgones, también nos sirve para combatir hongos. Usado en el riego fortalece la planta evitando que la debiliten las plagas.

Comprar mariquitas: Si estas leyendo bien, se pueden comprar mariquitas por internet es muy fácil y se pueden liberar para ayudar a controlar la plaga de pulgones, es cierto que es mucho más efectiva si se liberan en invernaderos donde la fuga de mariquitas es mucho más fácil de controlar, pero también se puede utilizar al aire libre.

En el mercado se pueden encontrar ya mucha variedad de insectos a la venta para su liberación y utilización como control biológico, en esta web podéis encontrar una amplia selección de insectos beneficiosos a la venta.

close

¡Quieres estar siempre al día!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

2 Comentarios

  • Agustín Farré

    Está todo muy bien explicado y muy bueno, yo por mis estudios en biodiversidad de especies puedo añadir que otra forma muy natural de combatir no solo el pulgón sinó cualquier tipo de insecto dañino para las plantas és mantener la biodiversidad de especies herbáceas en el suelo, al menos cuando se trata de plantación de árboles ya que a los insectos lo que más les encanta es encontrar hierba tierna y jugosa para su propia alimentación. Un saludo y he aprendido cosas nuevas con ustedes. Me encanta.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *