Jardín silvestre o jardín salvaje
Jardín

Jardín Natural o Silvestre

Como su propio nombre indica un Jardín Natural o Silvestre es un jardín que imita o trata de imitar a la naturaleza. En este tipo de jardines no tienen cabida la simetría y el orden tan característicos de otros tipos de jardines como el jardín formal Frances.

Los jardines de flores silvestres tienen un encanto especial, en el podemos encontrar una variedad de colores tal que hace que nuestro jardín se vea extremadamente bello, exótico y salvaje.

En los últimos años este tipo de jardines se están poniendo de moda y son muchos los paisajistas que se decanta por este estilo, aunque esta corriente de la jardinería no es nueva. El concepto de «jardín salvaje» se remonta al siglo XIX y se atribuye al jardinero irlandés William Robinson (1838-1935). Este rompió con el conformismo de los jardines de la época, y promovió una forma de jardinería que dio un lugar en el jardín a las flores rústicas y permitía que se naturalizaran en lugar de controlarlas de forma estricta. El jardín adquiría así un carácter más natural, más romántico. La preocupación por la conservación de la naturaleza aún no estaba en auge, las especies presentes en este tipo de jardín eran tanto autóctonas como exóticas.

Si te gusta la idea de contar con un jardín distinto y más respetuoso, puedes seguir leyendo este post en el que te daremos algunas claves para empezar a cambiar tu jardín y convertirlo en un lugar natural y salvaje.

Beneficios del jardín natural o silvestre

Su principal ventaja (además de su belleza) frente a otro tipo de jardines, es que estés son mucho más respetuosos con el medioambiente que los jardines más formales. Os pasamos a detallar algunas de las razones que justifican esta afirmación.

  • Fomenta y favorecen la biodiversidad: Este tipo de jardines atraen muchísimos animales, entre ellos aves, insectos polinizadores, pequeños reptiles, erizos…etc, ya que su frondosidad y gran biodiversidad con multitud de flores atrae grandes cantidades de insectos polinizadores, entré ellos a nuestras queridas abejas.
  • Consumen menos agua: Consume menos agua porque se suelen utilizar muchas plantas autóctonas, el suelo está siempre cubierto por lo que la perdida de agua es menor y apenas se utiliza césped, que es una de los devoradores de agua de nuestros jardines. Además, muchas de las variedades propias de este tipo de jardines suelen ser plantas de poca demanda hídrica.
  • Menor uso de maquinaria: Apenas se utiliza maquinaria por lo que se reduce la contaminación que provocan. Y si se utilizan deberíamos usar maquinaria de bajo impacto y decantarnos siempre por herramientas manuales o eléctricas.
  • Sique los ciclos de la naturaleza: Es un jardín que respeta muchísimo los propios ciclos de la naturaleza ya que muchas especies propias de estos jardines se auto-siembran.
  • No se utilizan plaguicidas ni pesticidas: Esto no debemos hacerlo nunca, pero en este tipo de jardines está totalmente prohibido y será menos necesario, ya que al fomentar la biodiversidad las plagas estarán mucho más controladas.
  • Es beneficioso para el huerto: Un jardín de vida salvaje es el complemento ideal para un huerto ecológico, es más, lo ideal es integran ambos y convertirlos en un solo lugar.

Mantenimiento del jardín natural o salvaje

El mantenimiento con el concepto de jardín silvestre puede parecer una contradicción, un jardín (diseñado, cultivado, controlado) es lo contrario de un espacio salvaje, donde el hombre no interviene. Sin embargo, si se desea mantener una diversidad de ambientes, es necesario, al igual que se hace en algunas zonas naturales, realizar un mínimo de gestión. En caso contrario, el jardín no podría contener, después de un cierto tiempo, más que un número limitado de especies dominantes.

  • Uno de los principios básicos es el no uso de plaguicidas (insecticidas, fungicidas, etc.) Dado que el objetivo es fomentar la vida silvestre y la biodiversidad. Es preferible considerar el ataque de algo “nocivo” como un síntoma de un desequilibrio que debe corregirse (plantas de luz que reciben muy poca o insuficiente sobre el terreno, demasiado poca diversidad de plantas, suelo desnudo que permite a las esporas de los hongos alcanzar el follaje cuando llueve, etc.).
  • En general, es preferible utilizar herramientas mecánicas, más silenciosos y más “suaves” que las herramientas de gasolina o eléctricas.
  • El propósito del cuidado no es mantener perfectamente limpio el jardín, debemos permitir que las plantas finalicen sus ciclos vitales.
  • Es interesante mantener los árboles muertos y árboles huecos, siempre que no constituyan un peligro, ya que pueden servir como refugio para los animales cavernícolas como pájaros, ardillas, murciélagos, etc. También es interesante introducir troncos sin tatar y si están en estado de descomposición mejor, estos pueden ser refugio para el ciervo volante.
  • En un jardín pequeño, a menudo es necesario podar los setos cada año o cada dos años para limitar su altura y anchura. Se debe proceder fuera del período de nidificación de las aves.
  • El mantenimiento de un césped requiere realizar la siega dejando la hierba lo suficientemente alta (unos 8 cm). Esto fomenta el desarrollo de plantas bajos que florecerán si de vez en cuando nos saltamos algún corte. En lugar de césped que requiere mucha cantidad de agua, se puede utilizar mezclas de semillas de pradera.
  • La hierba cortada debe ser eliminada (compost), pues los más floridos prados son a menudo los más pobres, en un entorno rico y muy favorable hay cardos, ortigas y gramíneas.
  • Las zonas reservadas para las plantas anuales deben ser trabajadas cada año, antes o durante el período de reposo de la vegetación, a fin de que estas plantas no entren en competencia con las plantas perennes y reaparezcan cada año.
  • Es muy aconsejable colocar un estanque o charca, y a menudo es necesario eliminar las algas que crecen en la zona inundadas, cuando el agua es demasiado rica y limitar ciertas plantas que pueden invadir el área de aguas abiertas. El material vegetal muerto debe ser eliminado para evitar la eutrofización.
  • El compost debe mantenerse húmedo y aireado, y una vez maduro, aplicarlo en la base de los jóvenes árboles frutales y en las camas de flores.

Las plantas autóctonas, en esencia, perfectamente adaptadas al clima y a los microorganismos en el medio ambiente (sus depredadores), requieren poca atención. El mantenimiento de un jardín salvaje no necesita fertilizantes en dosis altas, ni riegos copiosos, tratamientos con insecticidas y fungicidas: ya que los vegetales están adaptados al tipo de suelo y a la luz del sol de la zona del jardín donde se plantan, son naturalmente resistentes.

Plantas habituales en el jardín natural o silvestre

A continuación, os dejamos un listado de plantas que se suelen utilizar en el Jardín salvaje o natural, pero como comentamos anteriormente es muy importante integrar siempre las planta autóctonas y propias del lugar.

  • Cosmos Bipinnatus
  • Zinnia Elegans
  • Tagetes
  • Salvia Splendens
  • Dhalia
  • Calendula Officinalis
  • Thymus Serpyllum
  • Amaranto
  • Handerbergia viola
  • Orgullo de madeira
  • Girasol gigante
  • Lavandas
  • Gypsophila Paniculata
  • Erigeron Karvinskianus
  • Digitalis Purpurea
  • Verbena Bonariensis
  • Liatris Spicata
  • Alstroemeria
  • Echinacea Purpurea
  • Lobularia Marítima
  • Symphyotrichum lateriflorum
  • Jacinto
  • Melica Ciliata
  • Narcissus
  • Pieris japónica
  • Salvia splendes
  • Lagurus ovatus
  • Armeria Maritima
  • Nepeta Racemosa
  • Centaurea Mostacha
  • Cosmos Sulphureus
  • Mirabilis Jalapa
  • Capuchina Enana
  • Leptospermum Scoparium
  • Diosma Hirsuta
  • Buddleia Davidii
  • Leucophyllum Frutescens
  • Callistemon Citrinus
  • Chamelaucium uncinatum
  • Brezos

Si consideras que falta alguna planta en este listado o te gustaría recomendarnos alguna ,no dudes en comentar te estaremos muy agradecidos¡¡

Inicio » Jardín » Jardín Natural o Silvestre
close

¡Quieres estar siempre al día!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *